Aguante Cultura



Leticia Cáceres



ECLIPSE


Sonó el churo, anunciando asamblea, los mayas presurosos concurrían a su llamado, se agolparon frente a una pirámide, desde arriba un sacerdote hablaba en quiché y anunciaba consternado que el sol se escondería, que la noche eterna había llegado, de pronto todo se oscureció, tenemos que mandar mensajes a los dioses, dijo.

Abajo la gente se miraban entre sí, se traslucía el miedo en sus ojos, en un instante una luz potente iluminó sus rostros, una carcajada llegó desde arriba, era el sumo sacerdote que agradecía al sol haber vuelto, todos se rieron, cantaron y corrieron hacia la playa, se mojaron unos a otros, volvió la normalidad.